Día de la mujer. Por qué lo seguimos 'festejando'

Día de la mujer. Hoy iba en el tren leyendo el diario y salía la típica noticia de por qué es necesario que haya un día de la mujer, dando un brevísimo punteo de las situaciones de desigualdad que todavía siguen ocurriendo en el Reino Unido.

Es un tema que no da para debate, la diferencia es real.

Estaba recientemente hablando con mi hija acerca de esta situación y entonces pregunté en vos alta a manera de pensamiento: ¿Cuándo habrá comenzado esta situación en la que un sexo se puso por encima del otro?

Ahí ambas empezamos a responder. ¿Habrá sido en la época del hombre de Neanderthal? ¿En la del hombre de Cro-Magnon? Silencio.

¿Habrá comenzado con los monos? pregunté, a lo que ella me respondió: Nahhh, los monos no tienen esos problemas... dándome a entender que ni siquiera los monos son tan primitivos. Y las dos nos reímos.

A diferencia de cuando yo era chica, hoy el tema del sexismo, la misoginia, la discriminación y falta de oportunidades se habla. De todos modos, en su escuela, como en otras miles en el mundo, hay compañeros que a su corta edad hacen comentarios y tienen conductas misóginas. ¿Cómo ocurre esto? ¿Por qué sigue pasando?

Ocurre porque mientras siga habiendo una mujer que sufra de discriminación por su género, que no pueda hacer ciertas cosas por ser mujer —como conducir o votar, sí, increíblemente en algunos lugares del mundo pasa—, mientras no puedan decir lo que piensan, lo que sienten, en lo que creen y lo que quieren, hay discriminación y tenemos que seguir 'festejando' el día de la mujer. Mientras no nos paguen de la misma forma que a ellos hay discriminación y tenemos que seguir 'festejando' el día de la mujer. Mientras no podamos elegir si queremos ser o no queremos ser madres hay discriminación. Mientras no podamos decidir sobre nuestros cuerpos hay discriminación y tenemos que seguir 'festejando' el día de la mujer...

No queremos ser iguales a los hombres, porque no lo somos, —por lo menos yo no quiero—. Queremos que se nos respete con los mismos derechos, porque después de todo ya tenemos las mismas obligaciones y pocos privilegios. El feminismo no es una elección, es una actitud de principios. 

Pensalo.

Ahora sí, feliz día de la mujer, un año más.

Hasta la próxima.

Si te gustó este artículo dejá tu comentario y compartilo. 

 

Te puede interesar >> Directorio de Psicólogos en Londres

 

¿Querés recibir nuestra Newsletter?

 

 

© 2019 Sapo de otro pozo. Todos los derechos reservados. Designed By oscarflores.uk
Joomla Extensions