Sapoblog

Brexit: Siamo fuori

Ya te fuiste una vez. O varias. Es lógico que no quieras volver a repetirlo, sobre todo si todavía estás recuperándote de la primera, que suele ser la más difícil de cicatrizar.

BREXIT.

Hoy se cierra una puerta y, con ella, el capítulo que escribiste pensando que sin bordes la vida siempre era mejor.

Londres. 31 de enero de 2020. El día que no se dio como hubieras querido.

Y te duele, ¡claro que te duele! Como cuando te enteraste de los resultados de ese referéndum que confirmaba que vos creías en algo diferente de lo que anhelaba la mayoría: trazar bien fuerte los límites.

Se sucedieron meses de incertidumbre en los que no dejaste de pensar que todo había sido un mal sueño, que ya se iba a pasar, que la gente iba a recapacitar y, al final, entender que los bordes nunca son una buena idea. Pero no...

Hoy es el día en el que el muro se levanta. Una división, una zanja, alambrado, corte... ponele el nombre que quieras.

Y te preguntás si tenés derecho a opinar porque, después de todo no naciste ni te educaste acá. Sin embargo, hay algo que te late por dentro: la elección de este lugar en el mundo aunque sea a final abierto.

Hoy, mientras caminabas la ciudad, viste más banderas de lo habitual. ¿Casualidad?

Hoy te vas vos también, con todas las personas que no querían y con las que sí votaron irse, porque hay un solo barco y estás a bordo. Entonces mirás alrededor buscando el salvavidas. ¿Serán suficientes? ¿Nos hundiremos como el Titanic? Quién sabe... Valorar el éxito a través de los logros económicos no te hace feliz ni mejor persona. Emigrar, sí.

Siamo fuori.

Hasta la próxima


Te puede interesar >> Directorio de Psicólogos en Londres

 

¿Querés recibir nuestra Newsletter?

 

 

© 2020 Sapo de otro pozo. Todos los derechos reservados. Designed By oscarflores.uk