Argentinos en Londres y otros charcos Sapo de otro pozo
sapo
de otro pozo

argentinos en londres y otros charcos


Detrás de esta página hay un grupo de seres  humanos que felizmente gozamos de nuestros aciertos y aprendemos de nuestros errores... Contanos los tuyos, compartilos con otros... sapodeotropozo@sapodeotropozo.com.ar

 



sapo de otro pozo
argentinos en londres y otros charcos
 

vacío vinagre
compatriotas canto
cordón de una vereda TeTa destino  insatisfaccion  emigracion  matrimonio
evangelios


Divague Existencial,
escribe Ignacio Peralta Ramos desde Londres.

Directorio de psicologos y terapias en español


Avisos de trabajo
oferta laboral y ofrecidos

Directorio de Psicólogos en Londres

Gente que busca.
argentinos



MADREsapo
madre argentina en UK


Datos

Síndrome del Sapo



Columnas
Sapo BLOG -Opinión
x Silvia Demetilla

Vivencias Europeas
x Alejandra Perciavalle


Divague existencial
x Ignacio Peralta Ramos

La BOBA se murió
x Luz Marti

 


Eventos argentinos


Ways that are not mine open up my mind...
 



Gracias por tu visita,
ya te estamos extrañando...


VER LIBRO DE VISITAS  


FIRMAR LIBRO DE VISITAS
 
 


Entrevistas
Chango Spasiuk
Juana Molina
Cecilia Zabala
Nancy Abalos
Marie Claire D'Ubaldo
Malvinas- no tan nuestras
Dominic Miller

Lucila Cueva
Juana Libedinsky
Germán D'Alessandro
Claudia Yelin
Guillermo Rozenthuler

 

Contacto

Posts de Divague Existencial por Ignacio Peralta Ramos

 La teta
 
  Sentirse emigrado
 
   La ciudad sitiada
 

  El vacío

 

 

 


La teta

 Ignacio Peralta Ramos

Me doy cuenta de que acabo de morder el polvo dándome de dientes contra el cordón de una vereda que sin saberlo, pero que tozuda y eficazmente, había estado ignorando.

Hace mucho tiempo ya que creo entender que me vendieron un buzón. Crecí y creí en aquello en lo que crecí. Mis mayores hablaban de Europa con la certeza de que era la “Cuna de la Civilización”. La dinastía Han en China, la cosmología Maya, los ponchos Pampas, sí, sí, muy bonito, pero Cuna lo que se entiende por Cuna..., eso es Europa. Después de 30 años de dar tumbos por la susodicha cuna sé positivamente que lo que yo he buscado no era Civilización sino Teta.

A Nueva York la llaman la Gran Manzana, para mi Buenos Aires es la fantasía de la Gran Teta, la que me nutrió, sin más y en el sentido más amplio posible. Parece ser ley de vida que para poder crecer uno debe poder ‘dejar atrás’, uno no puede seguir enganchado a ella la vida entera, el cordoncito de marras hay que cortarlo, la Teta enterrarla, ponerse los pantalones largos, y así y bien nutridito, construirse a uno mismo. El dolor que esto implica sólo queda compensado por las fuerzas creativas de las espectativas futuras, la tetosterona, y un engañoso sentido de un Yo poderoso centro de gravedad y pivote del mundo.

Alguien dijo que lo que la Vida espera de nosotros es que demos nuestra versión de lo que la vida Es, y al escribirlo me pregunto que habrán querido decir. Esto va mas allá de mis necesidades personales, a mí lo que me falta es Teta y encuadernar paginas de recetarios vitales me la trae floja.

El inconsciente es por definición inconsciente, y allí nada muere. Viendo crecer a mis nietos me doy cuenta de que ya no tengo que construirme a mi mismo, y desde allí dentro y con la firmeza de saberse quien es, surge pausada e imperiosamente la relegada Teta. Se deja sentir como carencia, su ausencia ha sido para mi una presencia sorda y aplastante, pero esta en su Ser el ser nutridora.

Creo que fue Heráclito quien dijo ‘Las cosas están dejando de ser para pasar a ser’, bonita cosa la metafísica, a mi me deja preguntándome a mi mismo ‘y yo quien soy, que soy?’ y Dalí decía de sí mismo que era Ciudano de ninguna parte, desde mi punto de vista pedantería intelectual, al fin y al cabo vivió y murió en su propia tierra. Yo me escribo con uno de mis hermanos en Buenos Aires y le pasamos el peine a nuestras miserias personales. El es Argentino y vive en Buenos Aires y sufre como cualquier hijo de vecina. Yo? Yo leo lo que escriben otros Argentinos on-line y me veo reflejado. Los que acaban de llegar, los que ya llevan tiempo, y me da la sensación de que todo gira alrededor de lo mismo, La Teta, enterrándola o añorándola, La Teta, ya sea fuente de toda Razón y Justicia o un siete donde tengo el corazón, y el contemplarlo me obliga a preguntarme, que hago con esto, Dios Mío, que hago con esto?

VOLVER


Sentirse emigrado
 Ignacio Peralta Ramos


Aquel que dijo ‘pienso luego existo’ se merece que lo maceren en vinagre, al menos de cintura para abajo. Yo sé que ‘me duele y por eso sé que existo’.

Pensar que la emigración es una receta segura para experimentar dolor es como seducir y hacerle al amor a la añoranza. Sólo quien hecha su cabeza sobre mi almohada se puede jactar de saber a qué sabe lo que a mi me falta.

Admiro y odio a esa Diosa mezcla de Madre, Destino, destete, pura treta, hazte un hombre y hazme un hijo y otro y otro y otro hasta poblarme toda, Naturaleza. Sus dos mejores bazas, el Amor y nuestro Sexo. ¿Y el resto? Yo. Yo quiero. Yo quise, yo quise ser Yo. ¿Y eso, a Ella, le importa? Si fue por eso que..........

¿Por que emigramos? ¿De que emigramos? ¿De quien emigramos? ¿Para quien emigramos? Lo unico que recuerdo claramente es con Quien emigre y lo que sentia durante el recorrido en taxi yendo hacia Ezeiza y muy vagamente lo que ella cometaba.

30 años después...

Ha llegado el verano a Brighton y dejo la ventana abierta. Oigo y distingo la voz de unos niños que le dicen algo a su madre, ella contesta, y yo sé que Soy, no por que piense sino por que Siento. No sé que dicen, pero por el tono, el acento, la ‘calidad del sonido’, me suena ajeno, no me pertenece, no comparte nada con todo lo que puebla el baúl de mis recuerdos sonoros. Hay algo que huele a dolor......

‘Alien’ en Ingles significa tanto extraterrestre como no-ciudadano residente en un país. Lo de extraterrestre no vale ni la pena pelearlo. Tengo un pasaporte Español y por lo tanto Soy ciudadano Comunitario. ‘Alien’ tambien es sinónimo de ‘outsider’, o sea ‘de afuera’, o alguien ‘que no pertenece’, eso es exactamente lo que soy. Por más que quiera integrarme siempre seré un ‘outsider’, no perteneceré.

Juro, Evangelios en la mano, con el Nuevo Testamento incluído y el libro de Doña Petrona C. De Gandulfo bajo el sobaco, que he hecho todo lo posible y a mi alcance para integrarme a esta sociedad, y afirmo, en el mejor ejercicio de mis facultades intelectuales, haber fracasado. Si cabe detalle, mi Inglés es, a luces el de cualquier hispano parlente, casi impecable, como que con pantalones cortos ya me machacaban en English en el Belgrano Day School en Buenos Aires.

30 años después... ¿que falló?

Intuyo, en mi ceguera y confusión, que tiene algo que ver con el hecho de que el libro de Doña Petrona C. De Gandulfo lo llevaré siempre bajo el sobaco, sus recetas siguen siendo estupendas y me siguen alimentando, una tras otra y otra y otra y otra poblarán las fantasías de mis almuerzos y mis cenas. Doña Petrona y la Madre Naturaleza tienen para mí algo en común, así como la Reina Victoria ha de tener algo para los niñitos Británicos.

Uno Es, si Uno Siente, definir lo que uno es...., que cada uno haga lo que pueda...¿hacia qué emigramos....?

VOLVER


La ciudad sitiada
 Ignacio Peralta Ramos

La extranjería, como el matrimonio, se parecen a una ciudad sitiada, los que están fuera quieren estar dentro y los que están dentro quieren estar fuera. Algún psicoanalista junguiano dijo que la insatisfacción tiene algo de arquetípico.

Sólo los tontos están plenamente satisfechos, esto no lo dijo ningún psicoanalista pero  le pertenece al bagage de la sabiduría popular, el meollo del gran rollo, del sentido común. Uno casi lo puede visualizar- al tonto me refiero- satisfecho, infantil, con la ropa manchada de comida y algo entre las manos, o el entrecejo.

La insatisfacción, en nuestro caldero JudeoCristianoHispaItaloTangoEuropeizado está a un cuarto de hora de estar mal vista. La ambición, y esto en boca de cualquier dulce abuelita, es honorable. Desde que Mio Cid movió de Vivar a Burgos adelineado que nuestro bagage histórico-cultural nos dice qué es, para cualquier buen cristiano, eso es vos o yo, es honorable dejar el pueblo, eso es salir y, figuratívamente y de manera muy castiza, ir a darle por culo al moro.

Habiendo - como ya no hay-  nada por conquistar, el impulso es el mismo. Y esto es mentira. Hay algo que construir y en construir parece haber algo por conquistar, y eso es Yo mismo. El impulso que requiere la construcción de nosotros mismos comparte con la necesidad de conquista, casi todo. Un algo instintivo desde donde todos los fluidos se intestinan e intentan clarificación.

Pero si la ambición y la conquista nos proyectan al futuro, la insatisfacción nos ancla al pasado por que le pertenece al Presente, no se si pluscuan pero seguro que perfecto, si lo hay. Se teje sola en mi cada dia.

Pero el ojo y la perspectiva me dicen que todo depende de donde me ponga. A los veintyalgo con poco dinero y mucha hormona la perspectiva de la conquista estimula al.... Un pariente mio escribió un poema que empezaba ‘Llevo un algo dentro que se llama el Coso’. Todo Coso quiere dejar de ser Coso y pasar a ser Alguien por que saberse sólo Coso es insatisfactorio y sabe que hay algo de verdad en el tango que dice que ‘el músculo duerme, la ambición trabaja’ y sabe que si esta situación se perpetua acabará cortándose las venas, ya no con una galletita, se habrá traicionado a sí mismo. Los Tontos no parecen llegar a tanto. Desde esta perspectiva Ezeiza en Buenos Aires se hermana con la Puerta del Sol en Madrid.

Al llegar, uno se sube a la moto, pone la primera y arremeta a piñón fijo, y un buen día, un buen día uno se da cuenta que se pasó, se pasó cuatro telediarios, alguien nos dijo y casi al pasar, bajate de la moto, bajate........ Coooso....

¿Coso? No, yo Alguien. ¿Alguien? ¿Quien? ¿y Yo queeeee.....? ¿Donde, donde, me, yo, quedé, puse...?

Acto segundo, cuatro telediarios después, cambio de perspectiva. En escena se ve al Cid cogiendo, El ya Español de pura cepa, la vigüela de Martín Fierro, y se pone a cantar. En un ricon mal iluminado, la moto se derrite, y El canta, cuenta para adentro el cuento de Homero, no Manzi, cuenta como Odiseo no encuentra como volver a Itaca, se sabe fuera y quiere estar dentro pero como ha cambiado la jodida perspectiva la Puerta del Sol se transformó en un Angulo, el Angulo-Sajón, la isla europea se ve desde allí como un raviol hervido en té al saber que el Continente se ha quedado aislado por la niebla espesa sobre el Canal de la Mancha. Dalí aparece por la izquierda y deja en escena uno de esos en que un disco de pasta hace sonar a Gardel cantando “volver con la frente marchita” mientras dibuja en el telón de fondo facones que se los lleva el tiempo.

El Cid de pone de pie, hincha los pulmones y grita a viva voz: ¡Me cago en la leche!!!, y las mujeres, las mujeres como lo hacen?!!!!

 

VOLVER


El vacío
 Ignacio Peralta Ramos

Allí donde me quedé pegado.

Los Judíos, gente sabia a mi gusto, fantasearon hace milenios con la idea de que Dios lo era todo y todo era Dios. Supongo que por ser Dios macho y muy patriarcal, no pudo, sostuvieron ellos, crear dentro de si mismo, sino que para que la creación tuviera lugar Él tuvo primero que crear el vacío retirándose Él mismo de sí mismo y así se creó ese lugar donde luego la Creación tendría lugar.

No se muy bien si esto es una paradoja de parvulario o de laboratorio de aceleración de partículas subatómicas, pero seguro es tres cuartos de lo mismo lo que pasa con la emigración.

La emigración sin integración es una frustración y si la integración es plenamente exitosa, pues entonces la hemos cagao. Tal como Dios, uno crea un vacío, el emigrado recién llegado es un reciclado en acción, ya no habrá duraznos sino melocotones, uno ya no agarra sino coge, y la lista es infitecimal y uno más va empujando creando más vacío que llenará con más de todo eso que hace a los locales entenderse sin tener que explicarse, qué jodido gusto da eso!

Y el precio quien lo paga?

El vacío que uno crea en su presente y que va llenando con lo cotidiano va empujando de antemano un mundo de sentimientos  e ideas anteriores a la emigración que parece poco a poco desvanecerse por entre los dedos de la frente.

La integración parece reclamar alienación, esto es una exageración, pero como la masturbación, tiene algo que ver con la realidad, la fantasía futura de llegar a poseer, pero si uno se integra  en un 100% es un desposeso.

Hace unos días conocí a Beatriz, una Argentina recién llegada que ya había vivido en Europa. A la hora o así de estar charlando me dijo, pero che, vos no tenés acento argentino, ¿de dónde sos?...

VOLVER
 

 

 

 

       

 

 

 

 

 

Copyright 2002- 2013 Sapo de otro Pozo